Autoestima

La potenciación de la autoestima

La autoestima es un término evaluativo que se puede utilizar para describir cómo se siente una persona con respecto a su autoconcepto. El autoconcepto representa la información que uno/a posee sobre sí mismo/a.

Cuando un alumno o alumna tiene una autoestima positiva se encuentra bien consigo mismo, misma, se acepta tal y como es, emprende las tareas con optimismo, acepta sus aciertos y errores. Por el contrario, cuando se tiene una baja autoestima, no nos aceptamos tal y como somos, no estamos contentos o contentas con nosotros mismos/as, buscamos agradar a los demás.

Es una variable que correlaciona positivamente con muchos problemas emocionales y de personalidad. En la base de toda anorexia, bulimia, fracaso escolar, conductas inadaptadas, etc. es probable encontrar una baja autoestima de trasfondo.

En el tema de la igualdad, algunos autores sostienen que la imagen que tiene el hombre y la mujer de si mismo o si misma es distinta, teniendo un autoconcepto más bajo las mujeres. Esto vendría motivado por varios factores como pueden ser:

*   Actitud diferenciada de la familia hacia la hija y el hijo
*   Actitud de las profesoras/es hacia los distintos géneros.
*   Imagen social que perciben.
*   Distintas responsabilidades que asumen cada uno o cada una, etc…

En ocasiones se da una supremacía de hombres sobre mujeres como consecuencia de la jerarquización que se produce en los géneros, influyendo en la autoestima del género femenino. Desde el punto de vista psicológico, estaríamos ante niños y hombres con macroidentidad y sobreautoestima desarrollados frente a niñas y mujeres infravaloradas, con baja autoestima y autoconcepto negativo.

Es por ello, fundamental, eliminar el género en cuanto a capacidades, valores y comportamientos humanos, potenciando una autoestima positiva y adecuada en ambos. Para ello se sigue un modelo de 4 fases, puesto que las investigaciones han demostrado que es el más efectivo.

En la fase uno, identidad, se pone énfasis en ayudar al alumnado a descubrir su propia identidad. Debido a una falta de autoconsciencia o a la existencia de percepciones distorsionadas sobre uno mismo/a, es raro que el alumnado con baja autoestima posea un claro conocimiento de sí mismo/a. Es por ello que se trabajará para tener un sentido de la propia identidad.

En la fase dos, cualidades positivas/negativas, se ayuda al alumnado a ser más consciente de sus diferentes cualidades, tanto positivas como negativas. Todos tenemos cualidades positivas y negativas. Se reforzaran las primeras y se enseñará a aceptar y a intentar mejorar las segundas. De esta manera, el alumnado tomará una conciencia más profunda de sí misma/o.

En la fase tres, alimentación, el alumnado pasa de estudiarse a sí mismo/a por dentro a estudiar cómo interacciona con los/as demás. Se intenta que el alumno/a alimente su autoestima, bien solo/a, bien con ayuda de los/as demás.

La cuarta fase, mantenimiento, ayuda al alumnado a mantener una autoestima positiva a lo largo del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *