La Fundación Vicente Ferrer, en el taller de Buenos Tratos del colegio Escuelas Pías.

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto ha participado en el taller del laboratorio teatral ‘Distintos pero iguales’, en un acto celebrado en el Salón de Actos del Colegio Escuelas Pías-Escolapios, que se enmarca dentro del programa de ‘Buenos Tratos’, y en el que han participado 75 escolares del mRioja Salud.IMG_8681encionado centro escolar.

En la visita también ha intervenido Sujatha Baddi, trabajadora de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur (India).

Se ha utilizado el Laboratorio teatral como herramienta pedagógica del programa de Buenos Tratos sobre conductas de buen trato desde el juego dramático.

¿Por qué Laboratorio? El nombre de Laboratorio teatral invita a convertir el aula en un lugar de experimentación, de ensayo de posibles acciones, pensamientos y soluciones a conflictos de la vida cotidiana de los niños y las niñas. Esta herramienta resulta un medio idóneo para lograr que los niños y las niñas interioricen y hagan propios los valores de respeto, tolerancia y convivencia.

Se ha pretendido:
 Reflexionar sobre la injusticia del abuso y la desigualdad.
 Fomentar en los jóvenes los valores de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres como base de la sociedad.
 Conocer de primera mano la Fundación Vicente Ferrer.
 Concienciar al alumnado de las desigualdades existentes en la India.
 Compartir con la Fundación Vicente Ferrer el trabajo de Buenos Tratos realizado en los colegios.

Sujhata Baddi

Sujatha ha crecido junto a la Fundación Vicente Ferrer (FVF). Su madre trabajó con la Fundación en lRioja Salud.IMG_8676a India durante 30 años, lo que hizo que, desde muy pequeña, se aproximara a la organización. Estudió en una de las escuelas de refuerzo de la fundación, y se licenció en Historia gracias a su apoyo.

Tiene 43 años. Su única hija estudia bachillerato con el apoyo de la fundación, y toda su familia vive en Anantapur.

Ha desarrollado su labor profesional en la Fundación más de la mitad de su vida. Empezó hace 20 años como secretaria; más tarde, Vicente Ferrer le animó a estudiar castellano para traducir las cartas de niñas y niños apadrinados. Actualmente, trabaja en la Oficina de Apadrinamientos acompañando a las personas de España que visitan el proyecto de la Fundación en India.

Es la primera vez que viene a España. En este viaje, aspira a desarrollar acciones de sensibilización, contribuyendo al objetivo de transformación de la FVF de “promover conciencias críticas y una ciudadanía local y global comprometida con la superación de las desigualdades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *