Derechos Humanos, 365 días al año.

Hoy, 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos para recordar que el respeto a los derechos básicos e inalienables de todas y cada una de las personas es el ideal común al que aspiran todas las naciones y pueblos del mundo.

El lema de este año, «Derechos Humanos, 365 días al año», subraya que cada fecha del calendario es un Día de los Derechos Humanos; que nos pertenecen a todos por igual, en todo momento.

«Insto a los Estados aDerechos humanos que cumplan su obligación de proteger los derechos humanos todos los días del año. Hago un llamamiento a las personas para que hagan rendir cuentas a sus gobiernos.»  Secretario General de las Naciones Unidas,   Ban Ki-moon

El Día fue proclamado por la Asamblea General en 1950, y la fecha elegida coincide con el aniversario de la aprobación en 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este documento histórico detalla en sus 30 artículos los derechos fundamentales civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que nos unen como comunidad internacional bajo los mismos ideales y valores.

Declaración del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con motivo del Día de los Derechos Humanos.

«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos»: utilizando quizás las palabras más sonoras y bellas de todos los tratados internacionales, la Declaración Universal de Derechos Humanos promete a todas las personas, los derechos económicos, sociales, políticos, culturales y civiles que sustentan una vida libre de miseria y temor.

Estos derechos humanos no son específicos para un país. No son una recompensa por buen comportamiento, o exclusivos de cierta época o grupo social. Son los derechos inalienables de todas las personas, en todo momento y en todas partes, los 365 días del año.

Son los derechos de las personas de todos los colores, de todas las razas y grupos étnicos; con o sin discapacidades; ciudadanos o inmigrantes; sin importar su sexo, su clase, su casta, su credo, su edad u orientación sexual.

Los compromisos contraídos con los pueblos del mundo a través de la Declaración Universal son en sí mismos un poderoso logro al rechazar la tiranía, la discriminación y el desprecio por los seres humanos que tan dolorosamente han marcado la historia humana. Un sinnúmero de personas ha logrado mayor grado de libertad desde que se adoptó la Declaración.

Se han evitado violaciones. Se ha alcanzado independencia y autonomía. Muchas personas – aunque no todas – han sido capaces de garantizar la libertad frente a la tortura, el encarcelamiento injustificado, la ejecución sumaria, la desaparición forzada, la persecución y la discriminación injusta, así como el acceso equitativo a la educación, las oportunidades económicas, ricas tradiciones culturales, recursos adecuados y la atención sanitaria.

Han obtenido justicia ante los agravios y protección nacional e internacional para sus derechos a través de la sólida arquitectura del sistema legal internacional de los derechos humanos.

El poder de la Declaración Universal es el poder de las ideas para cambiar el mundo. Nos dice que los derechos humanos son esenciales e indivisibles – 365 días al año. Cada día es el Día de los Derechos Humanos: un día en el que trabajamos para asegurar que todas las personas puedan obtener igualdad, dignidad y libertad.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU está junto a los millones de personas en todo el mundo cuyas voces son negadas. Y espero que ustedes se nos unan, ya sea a través de las redes sociales o en persona. Todos juntos, debemos exigir lo que debería estar garantizado: nuestros derechos humanos, universales, indivisibles, inalienables, para todas las personas, los 365 días del año.

http://www.un.org/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *