Grupo de trabajo sobre maltrato en la juventud.

Según ha explicado la directora del IAM, el Observatorio ha analizado el “elevado grado de cumplimiento por parte de Andalucía de las medidas que el convenio propone a los estados firmantes”. En este sentido, Oñate ha subrayado que las medidas legislativas planteadas por el acuerdo “ya están recogidas en la reforma del Estatuto de Autonomía, en las leyes andaluzas de Igualdad y de Protección Integral contra la Violencia de Género”.

Junto a ello, la directora ha señalado que los recursos financieros propuestos en el convenio “están contemplados en los presupuestos andaluces, que han dado prioridad a la prevención y actuación ante la violencia machista incluso en estos últimos años crisis, en los que también se ha reforzado la inversión en estas políticas”. La participación ciudadana en la prevención y detección precoz, el acceso de las víctimas a unos servicios de apoyo especializados, la protección de las víctimas menores o el refuerzo de la coeducación y de las campañas de sensibilización son otras de las pautas marcadas por el convenio, y que, según ha recordado Oñate, “se llevan a cabo en Andalucía desde hace años”.

Finalmente, el Observatorio ha analizado las propuestas del Convenio de Estambul que pueden aportar nuevos avances en la erradicación de la violencia de género en Andalucía, entre los que destaca la ampliación de la valoración del riesgo más allá del ámbito policial o forense, de modo que sirva como herramienta de detección precoz desde todos los ámbitos profesionales que trabajan con las víctimas (sector sanitario, comunidad educativa, etc).

En este sentido, la directora del IAM ha destacado que la Junta trabaja de manera conjunta en varios programas de formación para la especialización de dichos sectores profesionales, tanto para la detección precoz como para la denuncia ante casos de maltrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *