Estudio sobre violencia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Más de un tercio de los españoles tolera la violencia contra las mujeres

En lo que va de año, 26 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y las especialistas advierten que la cifra de mujeres que sufren maltrato tiene proporciones alarmantes. Los datos que arroja el primer estudio sobre la percepción social de la violencia machista encargado por la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, presentado este martes en Madrid evidencian que el desconocimiento y la tolerancia hacia esta lacra es indignante.

presentacion_informe

De izquierda a derecha, la delegada del Gobierno para la violencia de género, Blanca Hernández; la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero; y el catedrático coordinador del estudio, Gerardo Meil

La encuesta, realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a 2.580 personas mayores de 18 años, pretende “analizar la percepción de la igualdad de género, la tolerancia a la violencia, el conocimiento de los recursos para combatirla y la pervivencia de estereotipos”, entre otros aspectos.

El 92 por ciento de las personas españolas considera inaceptable la violencia de género en la pareja. Pero cuando se les pregunta qué identifican como violencia de género, el 36 por ciento se refieren exclusivamente a la violencia física o sexual y se muestran tolerantes con otros comportamientos de maltrato como las amenazas verbales, el control de los horarios o la forma de vestir, los celos desmedidos o la desvalorización permanente de la pareja.

Ellas “consienten” y ellos son unos “enfermos mentales”

Una de las peores conclusiones que arroja el estudio es que un 35 por ciento de la población piensa que las mujeres sufren violencia de género porque lo consienten. Y, añadiendo estereotipos de consecuencias perversas, el 38 por ciento de las personas encuestadas exculpa a los agresores porque considera que padecen una “enfermedad mental”. Es decir, mientras se carga a ellas con la responsabilidad, la estigmatización de los agresores de alguna manera los exime de ella.

El informe, que ya puede verse en la web del Ministerio, aporta datos como que el 89 por ciento de las personas entrevistadas conoce la problemática de la violencia de género y que el 92 por ciento la rechaza de forma rotunda. Pero, al mismo tiempo, alrededor del 30 por ciento de la ciudadanía (un 32 por ciento de los hombres y un 29 por ciento de las mujeres) reconocen que es aceptable algún tipo de maltrato en la relación de pareja, por ejemplo el control sobre algunos comportamientos o hábitos, sea la forma de vestir, el círculo de amistades o patrones de la rutina. “Y aquí se demuestra que todavía hay muchas personas que asocian la violencia de género con el maltrato físico (que repulsa casi el 100 por ciento de la ciudadanía), pero que no identifican que también es violencia el control psicológico o sobre la pareja”, señaló la secretaria de Estado en la presentación del informe.

Susana Camarero, que estuvo acompañada por la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, y por el catedrático de Sociología que ha coordinado el informe, Gerardo Meil, recordó que casi un 30 por ciento de las adolescentes reconoce que ha padecido algún tipo de control de su libertad por parte de sus parejas, en tanto que un tercio de la población más joven no cree que responder a un mensaje insultante se pueda interpretar como una conducta de riesgo para su integridad.

Es precisamente la baja percepción del riesgo que puedan entrañar las redes sociales y las nuevas tecnologías lo que ha llevado al Departamento de Ana Mato a diseñar una nueva campaña, dentro de la plataforma “Hay Salida”, que alcance a la población más joven y les acerque a la igualdad, al respeto y a la prevención de la violencia de género. Un 30,8 por ciento de las 26 víctimas mortales de 2014 tenían entre 21 y 40 años.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recuerda, en este sentido, que una de las medidas adoptadas por los titulares de este Departamento, de Justicia y de Interior consistió en ampliar el arco competencial de los juzgados de violencia sobre la mujer para que en su seno se tramiten también procesos por hostigamiento o intimidación a la mujer, o daño a su propia imagen o intimidad.

Romper el silencio

Por consiguiente, remarcó Camarero, hay que seguir avanzando en la ruptura del silencio, pues, como indican las estadísticas de víctimas mortales año tras años alrededor de un 80 por ciento de las mujeres asesinadas no habían presentado denuncia previa. El índice de denuncias, además, arrastra un descenso paulatino desde 2008, lo que preocupa al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y le ha llevado, junto con el Ministerio de Justicia, a establecer el acceso a asesoría jurídica gratuita a las víctimas de violencia de género con independencia de su nivel de recursos e incluso antes de interponer la propia denuncia.

Entre los motivos por los que las víctimas no denuncian, según las personas consultadas en la encuesta, destacan el miedo (80 por ciento), la existencia de hijos e hijas (33 por ciento) y por “vergüenza, por ocultar la agresión al entorno cercano” (28 por ciento).

Además, el 51 por ciento de las personas encuestadas, que afirma que los recursos son suficientes aunque existe descoordinación entre las administraciones públicas. Un 92 por ciento considera que los servicios públicos deberían coordinarse mejor.

AmecoPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *