Violencia en la adolescencia

Un estudio, desarrollado por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, desvela que 11,6% de las adolescentes se han sentido víctimas de algún tipo de violencia (psicológica, emocional, física, etcétera) por parte de sus parejas; mientras que un 6,3% reconocen que han sido agresores en sus relaciones. “Son datos similares a los registrados en estudios anteriores desarrollados en Salamanca y, a nivel nacional, por el Observatorio de la Violencia de Género”, explica Manuel Cenizo, técnico de Educación para la Salud del área de gestión sanitaria Sur de Sevilla.
arton11001
Los resultados de esta investigación revelan además que los chicos puntúan más alto que las chicas en todas las dimensiones violentas en sus relaciones, tanto como agresores como en el rol de víctimas. De modo que entre los chicos destaca la violencia sexual y la física cuando son víctimas; y la sexual y amenazas cuando son violentos contra su pareja. Entre las chicas la violencia verbal-emocional y la relacional son los tipos más usados, tanto al agredir injustificadamente como al ser victimizadas.

Este estudio de campo se desarrolló entre los meses de febrero y abril del año 2013 en once municipios sevillanos y contó con la participación de 1.580 alumnos y alumnas de segundo de ESO y Bachillerato escolarizados en 41 centros de enseñanza de la provincia. Se trata de una investigación enmarcada en el plan de prevención y promoción de la salud e intervención sociosanitaria del área Sur de la provincia de Sevilla en el que colaboran ayuntamientos, centros de salud y de enseñanza.

Para obtener los resultados los investigadores han realizado varios cuestionarios validados destinados a conocer los niveles de violencia y victimización en las parejas adolescentes; así como a obtener una serie de indicadores relacionados con esta lacra (mitos sobre la violencia, depresión, ideación suicida e ideación de venganza). Se trata de una iniciativa promovida por la Unidad de Gestión Clínica de Salud Pública, Prevención y Promoción de la Salud y por el área de Psicología Social de la Universidad Pablo de Olavide.

El objetivo de estos estudios es obtener conocimiento sobre la violencia de género entre la juventud para la creación de planes de actuación con carácter preventivo en los centros docentes. “Mediante estos resultados desarrollamos un plan de intervención en colaboración con los 41 institutos que han participado en el estudio en el que principalmente trabajamos con los y las jóvenes para fomentar la igualdad”, añade Cenizo.

En este contexto, la Unidad de Gestión Clínica de Salud Pública desarrolla una serie de talleres con los y las adolescentes para abordar temas como el amor romántico o el control emocional. El personal técnico de prevención y promoción de la salud también forma a los y las docentes no sólo para detectar posibles casos de violencia de género en los institutos, sino también para que manejen herramientas para trabajar con el alumnado.

En cuanto a la evolución de las situaciones violentas, Manuel Cenizo explica que, si bien no existen estudios anteriores que permitan realizar análisis comparativos, la incidencia de este problema no ha variado en los últimos años, si bien ahora se visualiza más. En la lucha contra la violencia de género, el área de gestión sanitaria Sur de Sevilla desarrolla su nuevo plan de intervención (2014-2018) aprobado hace apenas 15 días para continuar formando a profesionales y desarrollando actividades para promover las relaciones basadas en la igualdad.

AmecoPress 28 abr. 14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *