No le pidas a un niño que te preste atención.

Para Chema Lázaro, ser maestro nunca fue la primera opción. Biólogo marino de vocación, un grupo de niños cambió su vida: “Me descubrieron poco a poco mi vocación, para lo que estaba hecho, donde podría desarrollarme profesionalmente”. Fue precisamente ese grupo de niños con el que Chema Lázaro consiguió el Premio Nacional de Educación en 2013.

Actualmente, Lázaro es profesor del Máster de Neurodidáctica de la Universidad Rey Juan Carlos y fundador de NIUCO, una iniciativa que apuesta por el cambio educativo basado en la aplicación de la neurociencia en el aprendizaje: “Es muy importante que los maestros no empecemos a opinar desde la experiencia y lo hagamos desde la evidencia. Pasar de una cultura de la opinión a una cultura de los hechos y las certezas de lo que funciona y de lo que no funciona dentro del aula”.

Para Lázaro, la educación es la única oportunidad para crecer como personas y conseguir ser la mejor versión de los alumnos: “Los alumnos son ciudadanos de hoy. Tenemos que educarles en las competencias como el pensamiento crítico, la cooperación, la creatividad que son fundamentales para resolver los problemas de hoy”, concluye.

Fuente:Aprendemosjuntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *