El poder de las palabras.

EL PODER DE LAS PALABRAS
“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes”. Eso le dice a su hijo el personaje que encarna Will Smith en En busca de la felicidad.

cesar

Muchas veces sucede que los maestros (y los padres) no somos conscientes del peso que puede llegar a tener una frase que digamos a los niños o adolescentes. “Sois la peor clase”. “Eres un vago”. “Eres un desastre”. “Nunca vas a apre…nder”… Estas expresiones jamás harán que los niños mejoren. Jamás. Habrá palabras que se queden como huella imborrable en sus cabezas y que pueden marcarles para siempre.
Hagamos un viaje hacia adentro. Reflexionemos sobre el poder de nuestras palabras y el bien o el daño que pueden hacer a los demás, especialmente a los niños. Bastará, seguro, con que imaginemos que esas expresiones nos las dicen a nosotros. ¡Cómo duelen!
¿Sabéis qué me gustaría que mis alumnos recordasen de mí? No que aprendieron mucha lengua o mucho inglés. Eso, queramos o no, lo harán con el tiempo. Me gustaría que dijeran: “Me invitó a intentarlo siempre”. “Me animó a superarme cada día”. “Confió en mí”. “Siempre me escuchó con interés”. “Hizo que tuviera ganas de aprender cosas”.
Dejemos una huella indeleble en nuestros alumnos, hagamos que nos recuerden por cómo les tratamos y no olvidemos nunca que, después de sus padres, somos sus modelos. No seamos maestra de Inglés, maestro de Lengua, profesor de Ciencias… Sintámonos maestros para la vida. Nos pese o no esa responsabilidad, es lo que somos.

CESAR BONA en su facebook

(Lo suscribimos)

Premio al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este martes día 16 la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha recibido en representación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el distintivo “Efr” otorgado por la Fundación másfamilia. La Fundación encargada de fomentar la conciliación y la corresponsabilidad familiar ha querido reconocer al Ministerio su labor y compromiso en este sentido.ministerio

Susana Camarero, en nombre del Ministerio dirigido por Alfonso Rojo, ha afirmado tras recibir el galardón que las políticas de conciliación y de corresponsabilidad constituyen una prioridad política. Por ello, ha mostrado toda su admiración y apoyo hacía aquellas iniciativas, como es el caso de la Fundación másfamilia, que buscan sensibilizar a empresas y ciudadanía al respecto.

El premio “Efr”, otorgado por la Fundación másfamilia supone un reconocimiento a aquellas empresas y organizaciones que defienden y promueven la conciliación laboral entre sus trabajadores y trabajadoras. Más de 480 poseen en España este distintivo.

Este proyecto busca alcanzar la responsabilidad conjunta y conciliación familiar y laboral equitativa entre hombres y mujeres, algo necesario para acabar con la desigualdad de género. De este modo, aquellas empresas que apuestan por la iniciativa “Efr” simbolizan el progreso integrando en sus modelos de trabajo la conciliación laboral y familiar.

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Uno de cada 10 alumnos asegura que ha sufrido acoso escolar.

Cuando Jasper tenía nueve años, los chicos de su clase comenzaron a acosarle. Le enviaban correos electrónicos diciéndole que era “un inútil” y “un pringado” y escribían cosas en su muro de Facebook. Después empezaron a seguirlo hasta su casa. Le robaban los apuntes y le destrozaron tres mochilas. Le pegaron. Llegaba con moratones a casa.

acoso1

Tipos de agresiones

“Emocionalmente creo que me destrozó más el ciberbullying que el bullying, porque había gente que no sabía quién era. Después, dejé de conectarme a internet, empecé a aislarme. Mis notas cayeron, mi autoestima por el suelo… Empecé a meterme en consumos de drogas, a ir con relaciones tóxicas”, relata Jasper, que, 10 años después, está recibiendo tratamiento por trastornos alimentarios.

Como Jasper, hay decenas de miles de niños y adolescentes españoles que sufren a diario una forma de violencia que provoca depresión, abandono escolar, absentismo y, en último extremo, suicidios. Uno de cada tres menores reconoce haber agredido a un compañero en los últimos dos meses, según el informe que Save the Children ha hecho público este jueves en Madrid.

El acoso escolar y el ciberacoso son dos fenómenos que se han investigado poco. El trabajo de 130 páginas de esta ONG es el primero de estas características que se realiza en la última década y ofrece datos de los niños que afirman ser víctimas de acoso, así como de las prácticas violentas que se dan en el entorno escolar. Para su realización se ha entrevistado a 21.487 estudiantes de entre 12 y 16 años de todas las comunidades autónomas.

Yo a eso no juego. Bullying y ciberbullying en la infancia llega a la conclusión de que el insulto es la forma más recurrente de acoso. Seis de cada 10 alumnos entrevistados reconoce que alguien les ha insultado alguna vez y más de dos reconoce que es víctima de insultos de forma frecuente. Tres de cada 10 denuncia que ha recibido golpes físicos.

Además de insultos, las víctimas se ven sometidas a rumores, robo de pertenencias, amenazas, golpes y exclusión social. Un 6,3% revela que, en alguna ocasión, alguien ha pirateado su cuenta en las redes sociales y ha suplantado su identidad.

¿Cuántos niños sufren acoso?

Uno de cada 10 estudiantes españoles de entre 12 y 16 años admite haber sufrido acoso escolar en los dos últimos meses y un 7%, ciberacoso, según este informe.

Save the Children dice que la encuesta se puede extrapolar al conjunto de la población, por lo que 111.000 menores de 16 años de colegios e institutos públicos españoles habrían sufrido acoso y 82.000, ciberacoso.

¿Cuántos acosadores hay?

El 5,4% de los encuestados reconoce haber acosado a alguien, lo que se traduce, si es extrapolado este porcentaje, en 64.000 niños. Además, el 3,3% admite ser responsable de ciberacoso (unas 39.000 personas).

Save the Children sostiene que el 32% reconoce haber perpetrado conductas físicamente violentas, como haber golpeado, pateado o empujado a alguien en los últimos dos meses. El 9% de ellos lo ha hecho de forma reiterada.

Además, la mitad del total de los encuestados indica que que ha insultado o dicho palabras ofensivas a alguien; un 14,7% de manera frecuente.

“No todos estos episodios de violencia pueden ser considerados como acoso”, ha precisado esta mañana, durante la presentación del informe, Ana Sastre, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children. Tres son, de hecho, las características que definen el acoso escolar frente a otras formas de violencia contra la infancia: la “intencionalidad clara” por parte del agresor, la “frecuencia” del abuso, y el “desequilibro claro de poder entre el agresor y la víctima”.

Sin embargo, el hecho de que un tercio de los estudiantes españoles reconozca que pega a sus compañeros y la mitad admita que insulta da mucho que pensar sobre el entorno violento en el que se están criando.

“Prevenir la violencia contra la infancia es la mejor forma de prevenir la violencia en la sociedad adulta”, ha recalcado Andrés Conde, director general de Save the Children.

¿Acosan más los niños o las niñas?

Los niños, pero las niñas salen peor paradas como víctimas. Hay un 6,3% de agresores chicos frente a un 3,5% de chicas. Pero un 10,6% de las niñas dice haber sufrido en sus carnes esta forma de violencia frente a un 8% de los niños que alguna vez se han sentido víctimas.

Una cosa muy preocupante que ha detectado Save the Children es que los más pequeños acosan más que los más mayores. Hay más víctimas entre los alumnos de primer ciclo de la ESO que entre los de segundo ciclo. También son más los niños y las niñas de primer ciclo que se reconocen como agresores.

http://www.elmundo.es/sociedad

Voces tras los datos.Una mirada cualitativa a la violencia de género en adolescentes.

4879_idBig_VocesDatos_150En los últimos años estamos asistiendo a una exposición casi cotidiana de datos y cifras que colocan a la violencia de género en las edades más jóvenes en una problemática que requiere de urgentes respuestas. La violencia de género en chicas adolescentes es una realidad que ha marcado una línea de trabajo en las políticas de prevención, detección e intervención. Sin embargo, queda mucha información por conocer sobre los mecanismos que legitiman y reproducen este problema social.

Para conocer la magnitud de este hecho se han realizado numerosas investigaciones de corte cuantitativo que han tenido como finalidad poner el acento en una problemática social que permanecía invisible. Tales investigaciones han servido para dar cuenta, a través de porcentajes y datos estadísticos, de la situación alarmante que muchas chicas viven en sus relaciones afectivas y sexuales. A partir de estas cifras, se hacía necesario profundizar en aquellos elementos que se escapan a los porcentajes, y que sin duda nos aportan mucha información a través de las voces de quienes son sus protagonistas: las chicas que sufren violencia de género y los chicos que la ejercen. Por ello el interés de realizar una investigación cualitativa que muestre a través de sus discursos, percepciones, valoraciones y vivencias, los mecanismos que están detrás del engranaje de la violencia en estas edades, para así diseñar nuevas líneas de trabajo acerca de una situación que requiere de urgentes respuestas.

Para acercarnos a conocer esta problemática en la adolescencia se ha recurrido al Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía, desarrollado desde el Instituto Andaluz de la Mujer y puesto en marcha en 2012. Desde su breve trayectoria, este programa ha atendido hasta noviembre de 2015 a 300 chicas que han sufrido violencia de género a manos de sus parejas o ex-parejas. Por esta razón, nos parecía de vital interés entrevistar a estas chicas para seguir indagando, a partir de sus experiencias, en nuevas realidades que conduzcan a prevenir la violencia de género en edades tempranas (resumen sacado del propio informe).

Ver Informe

César Bona en Logroño

El profesor César Bona ha lamentado hoy, en una entrevista con Efe, que “la nota sigue pesando mucho” en el sistema educativo español, cuando la escuela tendría que enseñar a los alumnos a “reflexionar”, en vez de hacerles tantos exámenes.

Bona (Ainzón, Zaragoza, 1972), finalista de los Global Teacher Prize (un premio considerado el Nobel de la enseñanza), ofreció ayer en Logroño la charla “Otra educación es posible”, organizada por el Aula de Cultura Diario LA RIOJA-Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).cesar bona

“Si no cambian las cosas”, los alumnos que acaben los estudios de Magisterio en los próximos cursos tendrán las “mismas carencias” en formación que el profesorado actual, ha lamentado.

A su juicio, “el sistema educativo español sigue sin estimular la expresión oral, que es una herramienta muy importante que se utiliza a diario; la gestión de las emociones o el compromiso social de los alumnos, ya que no viven en una burbuja”.

La sociedad debería “mirar más” hacia la escuela y darle la importancia que “merece,” ha recalcado este docente, que está en excedencia para poder promocionar su libro “La nueva educación”.
Bona considera “extremadamente importante” en su ejercicio profesional “escuchar a los niños”, algo que no se hace en Secundaria, precisamente la etapa en la que los alumnos tienen “más necesidad de sentirse escuchados”.

En relación al sistema de acceso a un puesto de funcionario en la educación pública, ha considerado que cabe la posibilidad de que quien obtenga la mejor nota en una oposición puede trabajar de maestro, pero “sin tener ni idea de cómo dirigirse a un alumno”.

La palabra “vocación”, a veces, se confunde con el “cariño” hacia los niños, ha explicado, y, sin embargo, hay que tener muy en cuenta la actitud diaria del profesor, quien es el “ejemplo” para sus alumnos.

Para un joven que quiera ejercer la docencia, recomienda que sea “una persona curiosa, creativa y que le interese lo que pasa a su alrededor“, ya que sus tareas son “estimular la curiosidad y la creatividad infantil, no solo enseñar, lo que es tan importante para abrir la puerta y que los niños saquen lo que tienen dentro”.

En su opinión, las programaciones actuales de las asignaturas de Primaria y Secundaria son “demasiado largas” porque, “desde el primer día hasta el último del curso, los profesores tienen que meter datos en las cabezas de los niños, que después olvidan rápidamente, al tratarse de un sistema memorístico”.

Sin embargo, actualmente, se olvidan “cosas tan obvias” como “prestar atención a los niños y adolescentes”, que pasan una media de catorce años estudiando, ha lamentado.

Así, Bona ha considerado “triste” que en Primaria y en Secundaria se dejen de celebrar las asambleas de la etapa de Infantil, ya que “es el momento perfecto de escuchar a los alumnos y que se puedan expresar”.

Por otro lado, ha criticado que, en el debate de candidatos celebrado en la última campaña electoral, apenas se dedicasen treinta segundos a la educación, a pesar de que es una cuestión de la que depende la formación de millones de españoles.

En vez de fijarse solo en el modelo educativo finlandés, Bona ha recomendado tener en cuenta proyectos locales “extraordinarios” que ya se desarrollan en España, a los que nos se les da la importancia que merecen.

El teatro, que funciona muy bien en muchos colegios de países extranjeros, es una de las herramientas que se podrían incorporar a las escuelas españolas, ha concluido.

http://www.elperiodicodearagon.com/

Las 18 reglas que dictó una madre al regalarle un móvil a su hijo de 13 años.

¿Qué niño de hoy en día, llegada una cierta edad, no ha implorado, suplicado y rogado que le compren un teléfono móvil? Ridículas parecen actualmente las inquietudes de los padres por comprar a sus hijos aquellos primeros Nokia que apenas podían enviar mensajes de texto y realizar o recibir llamadas. Ahora, cuando le compramos a un niño un teléfono móvil le estamos otorgando una ventana que da acceso a todo el mundo de internet.

Bien lo sabe Janell Hoffman, la madre de Greg Hoffman. El niño, de 13 años, llevaba un año suspirando por un teléfono móvil. Rogaba, imploraba, suplicaba y nada obtenía. Hasta que, con motivo de las últimas Navidades, recibió su deseado iPhone.

Sin embargo, el aparato no venía solo, sino acompañado de un contrato redactado por su madre: “¡Feliz Navidad! Ahora eres el orgulloso propietario de un iPhone. Eres un chico bueno y responsable de 13 años y te mereces este regalo. Pero con la aceptación de este presente vienen algunas reglas y regulaciones”. La madre incluyó un contrato con 18 reglas a seguir si el chaval quería conservar su valioso móvil. Estas son las normas dictadas por la progenitora:

1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?

2. Yo siempre conoceré la contraseña.

3. Si suena, cógelo. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.

4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 7:30am cada día de colegio y a las 9:00pm h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7:30am. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.

5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.

6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.

7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.

8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.

9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.

10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.

11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.

12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.

13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.

14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].

15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de esa ventaja. Expande tus horizontes.

16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.

17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que te rodea. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.

18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.

Tras estas 18 directrices, la carta termina con el despido de la madre: “Espero que puedas aceptar estos términos. Muchas de las lecciones aquí recogidas no se aplican sólo al iPhone, sino a la vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápido. Es apasionante y tentador. Haz las cosas sencillas. Confía en tu poderosa mente y en tu gran corazón por encima de cualquier máquina. Te quiero. Espero que disfrutes de tu nuevo y espectacular iPhone. ¡Feliz Navidad!”.

Fuente: http://www.janellburleyhofmann.com/

Singularmente Iguales.

El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades celebraba un año más el concurso en el que autores y autoras de toda España daban a conocer sus propuestas de cartel para el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo.

tres_carteles dia 8 de marzo

Tres grandes trabajos fueron los ganadores del certamen. El primer premio corresponde al cartel titulado ‘Singularmente iguales’ de Irene Guim Fornells, dotado con 3.500 euros. Los otros dos premiados fueron para Daniel Cardona por su cartel ‘Construyendo la Igualdad’ y para José Antonio Arreza por ‘Mismo esfuerzo, misma recompensa?’, cada uno de ellos premiados con 600 euros.

Más de 200 autores y autoras de toda España presentaron sus trabajos, dotados de originalidad, calidad en el diseño y la inclusión de un mensaje que fomente la igualdad entre hombres y mujeres. Además, los participantes debían de mandar un mensaje positivo sobre la participación activa de las mujeres en la sociedad, lograr la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres e impulsar acciones de lucha contra la desigualdad de género.

Foto: Archivo AmecoPress, cedida por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades