Coeducación

Os adjuntamos este artículo que consideramos de interés en nuestra labor docente:

coeducar no es una opción

 

Ternura, amor, igualdad, empatía, sensaciones que todas las asistentes al I Congreso Internacional en Coeducación y Género  hemos sentido y hemos vivido en este hecho histórico. Como diría Pamela Palenciano y Celia Garrido, todo lo ocurrido durante el sábado 28 y domingo 29 nos ha pasado por el cuerpo y nos ha abrazado.

El auditorio de la Universidad Carlos III nos sirvió de punto de encuentro a 1000 mujeres y algún hombre, para aprender, debatir y poner en común las realidades que nos rodean y reflexionar que las escuelas, las familias y la sociedad tenemos mucho por hacer.  Desde nuestras aulas debemos velar por los derechos de todas y de todos, por lo que coeducar no es una opción. De la mano de algunas ponentes entendimos que:

“Coeducar es una manera de ver el mundo, de vivir y de estar vivas” Marina Subirats.

“La coeducación es la respuesta a la mayoría de los problemas” Amparo Tomé.

“La coeducación es el camino para construir un proyecto de vida en libertad, sin condicionamientos de género y aprendiendo a identificar las desigualdades” María Solana.

“La coeducación es capaz de llevar la igualdad a las aulas, a las relaciones personales, y lo más difícil, a los claustros” Pilar Mayo.

“Coeducar es renacer”  Elena Fernández Treviño.

Se trata de un camino lento, minucioso, y en ocasiones pedregoso y solitario. Pero también se trata de una tarea imprescindible, porque la escuela coeducativa es la fuente de esas gotas que dentro de poco serán mareas y luego tsunamis, porque nuestras alumnas y alumnos serán las futuras familias.

Las escuelas de magisterio deben ser conscientes de que están formando a los futuros profesionales que depende de cómo eduquen, cambiarán o no la sociedad. Una escuela de magisterio comprometida debe incluir formación sobre perspectiva de género, necesitamos profesionales que cuestionen su entorno y detecten la desigualdad, empezando por la publicidad, que invade a toda la sociedad y que también educa, como bien nos mostraron Isabel Menéndez y Marta Fernández.

Necesitamos ampliar y diversificar nuestro imaginario social, porque solo lo que imaginamos puede hacerse realidad. Soñemos un inédito viable, como nos propuso Erick Pescador. Y en este mismo sentido, Soledad Murillo nos habló sobre la importancia de visibilizar, para tener referentes que nos recuerdan que ya podemos tener la ambición de ser presidentas del gobierno, pero con eso no basta, tenemos que serlo. Es urgente visibilizar a la mujer en todos los campos: en la ciencia, en el deporte, en las artes y en la escuela. Necesitamos conocer a todas las mujeres que a pesar de haber hecho historia, no están en la historia, como nos recordó Mercedes Sánchez Vico, solo así conseguiremos que ninguna alumna más se haga la pregunta ¿no existen mujeres filósofas? porque no se menciona ninguna en las aulas. En esta tarea de visibilizar no podemos olvidarnos del lenguaje, debemos abrirlo y desgranarlo, para que se ajuste a la realidad.

Hemos de retomar todo lo considerado propio del género femenino y darle valor y después hacer desaparecer los géneros y caminar hacia una sociedad andrógina, libre de condicionamientos. Hasta que llegue ese momento, también tenemos que cuestionar las masculinidades hegemónicas, pero que las gafas de género que se pongan los hombres, se las compren y se las gradúen ellos, como afirmó Miguel Ángel Arconada.  Y por supuesto, en las aulas y en la calle, utilicemos la ternura con los niños, mostremos el mundo de los sentimientos y de la educación afectivo-sexual sana y diversa.  Si muchas de nosotras hubiéramos conocido la historia de Pepe y Pepa tal y como la narra Carmen Ruiz Repullo, podríamos haber detectado que estábamos subiendo la escalera de violencia de género.

Toda esta tarea coeducativa no podemos dejarla a la buena voluntad y el buen hacer de unas cuantas maestras y maestros, la escuela debe garantizar crecer en igualdad y aunque la gran mayoría de docentes piensan que no están obligados a ello, ya existe un marco legal vigente que nos exige trabajar estos aspectos,  como nos demostró Paqui Vega.

Este congreso ha sido en sí mismo una muestra de cómo crear espacios de igualdad, accesibilidad y sororidad, a través de la constante presencia de intérpretes de lengua de signos y de una hermandad entre mujeres que nos llevamos en volandas unas a otras, dando  visibilidad y reconocimiento al trabajo de tantas y tantas mujeres.  Todo este congreso ha seguido vivo a través del claustro virtual de coeducación, que ha recogido en esta última semana entradas de maestras de toda España, emanando energía y fuerzas renovadas para seguir coeducando.

¡Muy buen resumen del Congreso!

Fuente:Alaya.es

Código para comunicación y publicidad no sexista.

Ayuntamiento de Logroño y Colegio de Periodistas La Rioja impulsan un Código para comunicación y publicidad no sexistas

El Ayuntamiento de Logroño y el Colegio de Periodistas de La Rioja han impulsado la elaboración de un Código Deontológico y de Autorregulación para una Comunicación y Publicidad no Sexistas, que presenta un diagnóstico “real” en este campo y una serie de recomendaciones para su mejora. La alcaldesa, Cuca Gamarra ha presentado este viernes esta iniciativa, junto con la decana del Colegio Oficial de Periodistas de La Rioja y presidenta de la Asociación de la Prensa de La Rioja, Ana Castellanos.

Presentación

El lenguaje es una de las herramientas más eficaces para alcanzar la igualdad puesto que ayuda a construir y definir la realidad.
Las mujeres tienen presencia en todos los campos y esto debe reflejarse en el lenguaje.
Con esta Guía queremos sensibilizar a los principales agentes de la sociedad sobre la importancia y el valor del lenguaje a la hora de practicar una comunicación y publicidad no sexistas.
Es fundamental evitar fórmulas que oculten a la mujer del discurso, pero estas estrategias no deben aplicarse de forma sistemática, sino que deben partir de una profunda reflexión.
El Manual que presentamos ofrece recursos para ello.
El Ayuntamiento de Logroño impulsa esta iniciativa para ofrecer un documento orientativo a los servicios municipales, a los medios de comunicación y a las empresas de publicidad que trabajan en la ciudad.
Dentro de las responsabilidades del consistorio está la de procurar que sus comunicaciones internas (documentos interdepartamentales, comunicación con las
personas trabajadoras, reglamentos, mociones, enmiendas, etc.) y externas (comunicados de prensa, pliegos, convocatorias, concursos, saludas, invitaciones, etc.)
fomenten valores de igualdad y no discriminación.
Por su parte, los medios de comunicación y las agencias de publicidad son claves para sensibilizar y educar.
Además, son capaces de influir en la agenda pública del día a día y lo que ellos muestran se convierte en relevante y se hace visible para la sociedad.
Esta manera de incidir en la vida pública conlleva una gran responsabilidad, que implica favorecer la igualdad a través de un uso no sexista del lenguaje y las imágenes.

Código en PDF

Los patios de los colegios se reinventan.

Os adjuntamos este artículo de algunas experiencias realizadas en varios colegios de Logroño, por si os puede resultar de interés:

Varios colegios riojanos han comenzado proyectos para conseguir que los niños descubran otros juegos. 

juegos, calderón, patio, niños

Cuando llega la hora del recreo en la mayoría de los patios de colegios se repite la misma escena: niños ocupando casi todo el espacio jugando al fútbol y niñas en las orillas en pequeños corros. Una situación que ha llevado a varios colegios a reinventar sus patios para hacerlos más cooperativos e inclusivos. En La Rioja, centros como Navarrete el Mundo y Caballero de la Rosa en Logroño, y Villa Patro, en Lardero, ya se han puesto manos a la obra para acabar con esta dictadura.

Y es que las opciones de juego, más allá del fútbol y el baloncesto, brillan por su ausencia. Esta omnipresencia del llamado deporte rey potencia las desigualdades entre niños y niñas, ya que son pocas las que se animan a darle al balón, además de que limita el desarrollo de otras habilidades. En el CEIP Caballero de la Rosa se dieron cuenta de esta desigualdad y desde hace años apuestan por los ‘recreos cooperativos’. “Se ofrece a los alumnos la posibilidad de participar en juegos tradicionales, zancos, paracaídas, sillas musicales… Todos ellos sin puntuación, no gana ni pierde nadie”, explica el director, Roberto Martínez.

El patio del colegio, un espacio de desigualdad entre niños y niñas

Además, una vez al mes organizan el concurso ‘Tú sí que vales’, donde los niños pueden realizar actuaciones, bailes… Todo el colegio asiste y los jueces son profesores. “Hay críos que tienen habilidades artísticas y no deportivas y con esta actividad sus compañeros ven que el torpe jugando al fútbol es bueno bailando, por ejemplo”.

“El objetivo es intentar que los niños tengan un abanico grande de actividades para que no se queden sólo con el fútbol”, subraya Martínez, quien también pone el foco en el otro entretenimiento por excelencia de los niños de hoy en día: las nuevas tecnologías. “Hay niños que salen a la calle y están todo el rato con el móvil”.

También en Villa Patro y en Navarrete el Mudo

En la misma línea trabaja también el CEIP Villa Patro, en Lardero. Han decidido aprovechar las obras de reforma que realizarán próximamente para crear un patio “diferente, más pedagógico e inclusivo”. Su directora, Paula Santo Domingo, detalla que quieren “darle una vuelta a los recretos, para apostar por desarrollo de niños y niñas en todos los niveles y evitar la discriminación que se crea con el campo de fútbol ocupando todo el patio”.

La idea es que a finales de noviembre o principios de diciembre comiencen las obras, con lo que en el primer trimestre ya esperan poder hacer uso del nuevo recinto.

En el Navarrete el Mudo, por su parte, han buscado asesoramiento para reinventar su patio. Han contado con los fundadores del proyecto ‘El Nou Safareig’, quienes han visitado el colegio para transformar su espacio exterior en un nuevo espacio educativo y crear entornos naturales de salud y bienestar.

Proyectos que se suman a los que ya se están llevando a cabo por todo el país para acabar con la hegemonía de la pelota. Y es que el patio también es un espacio educativo a tener en cuenta.

Fuente:www.rioja2.com

Roles de Género.

Os adjuntamos este artículo que creemos de interés para nuestra tarea docente:

“Los niños juegan al futbol, las niñas hacen ballet”, romper este estereotipo ayudaría a prevenir la violencia de género? A esta pregunta Mariví Fernández responde que afirmativamente, mientras que Sara Carbonell plantea que esa no es una de las claves de la prevención de la violencia de género.

Mariví Fernández

Los estereotipos de género son constructos culturales que establecen moldes totalmente preconcebidos para el comportamiento de hombres y mujeres y pueden ser tan discriminatorios tanto para unos como para otras.

A lo largo de nuestra infancia y adolescencia y en realidad a lo largo de toda nuestra vida, a través del proceso de socialización, vamos aprendiendo lo que esos estereotipos nos tienen predeterminado a hombres y a mujeres por el mero hecho de serlo, y da lo mismo que nos sintamos cómodas o no, es preciso cumplirlos.

Pero ¿por qué hemos de encerrar a nuestro niños y niñas en unas actividades, juegos o roles absolutamente cerradas en funciones de su género, previamente adjudicado? ¿por qué obligarles a cumplir con unos cánones de belleza o de orden social que quizás no se adaptan a su personalidad o lo que ellos y ellas quieren en realidad llegar a ser? En realidad, hay muchos niños que no quieren jugar a futbol y muchas niñas que no quieren hacer ballet, simplemente no les gusta. Dejemos que elijan según sus gustos y preferencias, que vayan desarrollando sus capacidades y o personalidad, la diversidad es riqueza, ¡¡¡creamoslo!!!

Y, ¿qué tiene esto que ver con la violencia de género o machista? Mucho, en realidad.

En primer lugar identificamos violencia de género solo con la cúspide del iceberg, decir el asesinato o la agresión física en sus diferentes manifestaciones y esto nos ocurre a las personas adultas y a las más jóvenes, pero resulta todo un problema, ya que nos ciega a la hora de identificar otro tipo de comportamientos como violencia machista, desde el lenguaje sexista (chistes y bromas incluidas), control, anulación hasta otras violencias mayores como las agresiones físicas o el asesinato.

Cuando una persona no cumple cualquiera de los estereotipos que se le atribuyen, alguien cercano puede ejercer violencia hacia ella precisamente por no cumplirlo, ejemplo: una mujer, en un momento de su vida, intenta ser autónoma, independiente e incluso tomar decisiones que antes no tomaba, pero su pareja no está de acuerdo, porque antes no era así… pueden surgir situaciones de violencia de género al no cumplir la mujer los estereotipos de mujer sumisa, obediente, sin iniciativa, etc.

Por eso, si desde la infancia, adjudicamos determinados estereotipos y animamos a los chicos a hacer unas determinadas actividades y a las chicas a otras muy concretas estaremos alimentando esos estereotipos que más adelante podrían derivar en situaciones de violencia si no se asume el incumplimiento de los mismos.

De manera que sí, romper con los estereotipos ayuda a prevenir la violencia de género, sin duda alguna.

Sara Carbonel

Cuando era pequeña me gustaba más jugar al fútbol que a lo que jugaban mis amigas en el recreo, y cuando tuve 12 años conseguí apuntarme a un equipo en contra de lo que quería mi abuela que era que hiciera ballet como mi tía. Entonces no había programas de coeducación en las escuelas y en general, las niñas se apuntaban más a ballet. Jugar a fútbol o hacer judo era lo excepcional. Claro que me hubiera gustado que más niñas jugaran al fútbol pero lo que no hubiera entendido nunca es que hubiera presión para que lo hicieran.

Me preocupa que en algunos programas de igualdad para infantil y primaria se ponga el foco en aspectos como por ejemplo plantear juegos deportivos y arriesgados que potencien la actividad física de las niñas y actividades más relajadas que favorezcan la reflexión en los niños. En primer lugar ¿dónde queda la libertad de elección de las niñas y los niños? y en segundo lugar ¿qué impacto va a tener eso en la prevención de la violencia de género? Pienso en chicas que he conocido y practicar más o menos actividad física no ha tenido ningún vínculo en que sus relaciones fueran más igualitarias. La lucha por eliminar los roles sexistas es importante pero si no va acompañada de algo más no va a acabar con la violencia de género.

Hay quienes implementan estos programas y a la vez dicen a las niñas que “quienes se pelean se desean”. Es para reflexionarlo al menos, ¿qué incoherencias se están transmitiendo? No queremos que sean bailarinas, pero sí queremos que se peleen con sus novios…no lo entiendo. Ese tipo de mensajes lo que sí que sabemos es que fomentan la violencia de género (VdG).

Evidentemente la clave de la prevención de la VdG no está en decirle a las niñas que tienen que jugar más al fútbol y menos a ser bailarinas o mamás. La clave está en la socialización en los modelos de atractivo. A mis alumnas y mis sobrinas nunca les diré a qué tienen que jugar, dedicaré mis diálogos a profundizar sobre la libertad de elección, la importancia de soñar con amistades verdaderas y la valentía de las personas que albergan los mejores sentimientos y que siempre te tratan bien.

Como feminista y jugadora de fútbol que he sido, no quiero que todas las niñas jueguen al fútbol, lo que quiero es que ninguna niña sufra VdG. Dedicaré mis esfuerzos a compartir con ellas lecturas como Las mil y una noches, fomentando el pensamiento crítico y los debates profundos sobre la libertad, dotando de atractivo lo no violento porque así serán chicas futbolistas, bailarinas o montañeras que disfruten de las mejores relaciones en el presente y en el futuro.

Fuente:DF

Día Internacional de la niña

“En este Día Internacional de la Niña, reafirmemos nuestro compromiso de apoyar a todas y cada una de las niñas para que puedan desarrollar sus aptitudes, incorporarse a la fuerza de trabajo en condiciones de igualdad y realizar todo su potencial”.
António Guterres, Secretario General de la ONU.

Una contribución extraordinaria, que puede ser mayor

Alrededor de mil cien millones de niñas forman parte de una gran y vibrante generación mundial preparada para asumir el futuro. Como observa ONU Mujeres, la agencia de la ONU encargada de promover la igualdad de género, las niñas van al colegio, ayudan en casa, trabajan en fábricas, hacen amigas y amigos, cuidan de sus familiares mayores y menores y se preparan para asumir las responsabilidades de la vida adulta. Las niñas desempeñan diversos papeles en el hogar, la sociedad y la economía. Por tanto, su progreso no solo es bueno para ellas; también lo es para sus familias, sus comunidades, las naciones y el mundo. Las niñas siempre han cambiado el mundo, y esta generación puede hacerlo aún mejor.

Sin embargo, la mayor parte de ellas están en desventaja y sufren discriminación de género. Por poner algunos ejemplos, solo dos tercios de los países en desarrollo han logrado la equidad de género en la educación primaria, muchas niñas sufren aún prácticas horribles como la ablación, otras son obligadas a casarse muy jóvenes o con alguien que no han escogido, o se ven discriminadas en favor de un hijo varón.

En ese contexto, se enmarca la meta fijada en el Objetivo número 5 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible que busca “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y la niñas”.

Con ellas: una generación de niñas preparadas

La generación de niñas de hoy en día se están preparando para entrar en un mundo laboral constantemente cambiante, marcado por la innovación y la automatización. Hay una gran demanda de trabajadores cualificados, sin embargo, tan solo una cuarta parte de la juventud —en su mayoría mujeres— tiene un trabajo, está estudiando o cursando alguna actividad de formación.

Mil millones de jóvenes, 600 de los cuales son niñas adolescentes, entrarán en el mercado laboral en la próxima década. Más del 90 por ciento de los que viven en países en desarrollo trabajarán en el sector no estructurado, con sueldos bajos o sin cobrar, donde el abuso y la explotación laboral son muy comunes.

En este Día, trabajamos para que todas las niñas tengan más oportunidades de aprendizaje, para trazar nuevos caminos para ellas y hacer un llamamiento a la comunidad mundial para pensar cómo podemos preparar a estas jóvenes para que entren con éxito en el mundo laboral.

Bajo el lema “Con ellas: una generación de niñas preparadas”, este día marca el comienzo de un año en el que se debe conseguir que los socios y las partes interesadas trabajen juntos para defender, llamar la atención e invertir en las necesidades y oportunidades más apremiantes de las niñas para que adquieran los conocimientos necesarios para ingresar en el mercado laboral.

Fuente:http://www.un.org/es/events/girlchild/

 

 

Título de FP en Promoción de la Igualdad de Género.

La Comunidad de Madrid crea por primera vez un título de Formación Profesional (FP) de grado superior en Promoción de la Igualdad de Género, que tendrá dos años de duración y se impartirá este mismo curso 2018-19 en el IES Barrio de Bilbao de la capital.

El Consejo de Gobierno regional ha aprobado hoy el plan de estudios de ese título de Técnico Superior, que tendrá un total de 2.000 horas lectivas y dotará a los alumnos de “las capacidades para que puedan prestar servicios de igualdad de género, tanto en el ámbito público como privado en instituciones y entidades que prestan servicios para hacer efectiva la igualdad entre hombres y mujeres”.

El currículo contará con 14 módulos que tratarán asuntos como “la promoción del empleo femenino, las habilidades sociales, la participación social de las mujeres, prevención de la violencia, formación y promoción laboral o la comunicación con perspectiva de género”.

Además, la Comunidad de Madrid incorporará a este ciclo una asignatura de lengua extranjera profesional con el objetivo de mejorar las competencias de los estudiantes para facilitar su inserción en el mercado laboral.

“La Comunidad desarrolla multitud de acciones en los centros docentes con el fin de fomentar la educación en igualdad y fomentar que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades”, ha dicho el el vicepresidente regional y portavoz del gobierno, Pedro Rollán, en la rueda de prensa posterior al Consejo.

Con este objetivo, los centros docentes de la región ofrecen dentro de sus currículos contenidos transversales que tratan el tema de la igualdad de género en diferentes asignaturas.

Además, el Gobierno regional ha puesto en marcha durante el pasado curso escolar la asignatura de libre configuración ‘Respeto y Tolerancia’, que trata entre otros objetivos de concienciar acerca de la igualdad.

En concreto, explica los derechos de las personas y su derecho a no ser discriminados, sea cual sea su lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición, como edad, discapacidad, estado de salud, orientación sexual o identidad de género.

Fuente: EFE

La importancia de los pequeños detalles.

Os adjunto este artículo que me ha parecido de interés, escrito por Marta Macho Stadler, Matemática y divulgadora científica, con el fin de que reflexionemos sobre esos esteriotipos que transmitimos, casi de forma insconciente a nuestro alumnado.

Recuerdo que cuando iba a la escuela, mis profesoras y profesores siempre me llamaban por el nombre, nunca por el apellido. Es cierto que mi apellido es un poco peculiar y probablemente evitaban algunos chistes fáciles en el aula… Aunque no creo que –como a mis hermanas… o a mi hermano– el que usaran nuestro apellido me hubiera causado ningún problema.

Lo que no recuerdo –han pasado muchos años– es si el profesorado nombraba a niños y niñas por su apellido, o más a los niños… no lo recuerdo.

Menciono esta anécdota porque hace unos días, Eduardo Angulo escribía un artículo en el que hablaba precisamente sobre la manera de nombrar a mujeres y hombres desde el espacio político hasta el de la ciencia: “Solo con el apellido y en nuestro entorno, no se reconoce a la mujer. Bastaría con decir nombre y apellido para todos pero, por lo que vemos, para la mujer es más adecuado decir solo su nombre“.

Este detalle, que muchas veces pasa desapercibido, es una muestra de los sutiles sesgos de género a los que nos enfrentamos a diario.

En ese artículo, Eduardo Angulo hablaba, entre otros, de un estudio realizado sobre profesionales relacionados con las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Este estudio proporciona datos que muestran que es común referirse a los hombres solo por su apellido –por ejemplo, Darwin concibió su teoría de la selección natural en 1838– mientras que es menos frecuente mencionar a las mujeres solo por el apellido, aunque si por el nombre.

Esto sucede tanto cuando se habla de personas dedicadas a la investigación –en redacciones realizadas por alumnado, en informes, en la prensa, etc.– como cuando a un grupo de estudiantes se le pregunta por la manera en la que se refiere a su profesorado. Es más habitual aludir a los profesores o investigadores por su apellido, mientras que a ellas se las reconoce con mayor frecuencia por su nombre. En este estudio, las autoras identifican este uso exclusivo del apellido con la percepción de la relevancia de la persona de la que se está hablando. Es decir, ellos son los importantes. Es curioso, y da mucho que pensar, porque seguramente estos sesgos no son conscientes.

Sin embargo, muchas mujeres reivindicamos el uso del nombre, por ejemplo a la hora de firmar un artículo científico. En este tipo de publicaciones es frecuente que las personas firmantes lo hagan solo con las iniciales de su nombre y un apellido. Por cierto, si queremos que se mantenga el segundo apellido –normalmente el de nuestra madre–, lo usual es poner un guion entre el primer y el segundo apellido para que no haya equivocaciones. Para que se vea que hay mujeres que publican, muchas abandonamos hace tiempo la inicial por el nombre completo… Esto lo hacemos para hacer visible el trabajo de las mujeres: citar el nombre de pila, que no es necesario destacar en el caso de los varones.

Quizás este no parezca un tema especialmente grave, pero es un sesgo de género que me ha hecho reflexionar sobre lo que yo misma hago y la razón por lo que lo hago.

De hecho, actualmente escribo muchas reseñas sobre científicas. Es cierto que cuando no deseo recargar un texto, utilizo el nombre de pila de la mujer a la que estoy reseñando y no suelo usar solo el apellido. ¿Por qué? En realidad lo desconozco, lo hago de manera natural. En muchas ocasiones, las científicas de las que suelo hablar tienen historias de superación impresionantes, y quizás usar el nombre me parece una manera más cercana de hablar de ellas. O quizás no, quizás es un estereotipo que tengo muy interiorizado y que no había percibido.

Agradezco estos pequeños toques de atención que me ayudan a analizar esos sesgos ocultos con los que convivo en mi día a día. Es la única manera de ser consciente y, en su caso, intentar cambiar. Siendo docente se pueden transmitir muchos estereotipos de manera no deliberada… los pequeños detalles son realmente importantes.

Fuente:revistainnovamos.com  (revista de divulgación eeducativa)

¡Feliz comienzo de curso!

 

El inicio de un nuevo curso trae consigo esa chispa de entusiamo y adrenalina, una nueva oportunidad para seguir apostando por la educación como recurso esencial para lograr cambios efectivos en materia de Igualdad.

 

 

 

Os agradecemos el trabajo y el esfuerzo que realizáis en la impartición del programa, y os animamos a continuar con el fin de aumentar la práctica de los “Buenos Tratos” en nuestra comunidad educativa.

¡Feliz Curso 2018/19!

 

¡Felices Vacaciones!

Desde el Programa de Buenos Tratos, os agradecemos el trabajo y el esfuerzo que realizáis en la impartición del mismo, y os animamos a continuar con el fin de aumentar la práctica de los “Buenos Tratos” en nuestra comunidad educativa. Ahora a descansar, para afrontar con más ánimo si cabe el próximo curso y los nuevos retos…
¡Felices Vacaciones !

Lección de una niña contra la homofobia.

Os adjuntamos este artículo de un video acerca de la reacción de Rocío defendiendo a una compañera en el programa de Canal Sur ‘Gente Maravillosa’  que se ha hecho viral.
video

 

Rocío, con tan sólo 8 años, se ha convertido en todo un ejemplo a seguir tras hacerse viral un vídeo emitido en el programa Gente Maravillosa el pasado 21 de junio en el que se ve como Rocío defiende firmemente a otra niña a la que están acosando por el hecho de tener dos padres. Una reacción que no debería sorprender, en pleno siglo XXI y tras las numerosas reivindicaciones por parte del colectivo LGTBI, pero lo ha hecho. En el vídeo aparece Rocío y otras niñas en clase de baile cuando llega una compañera nueva acompañada por sus padres. La profesora, que es uno de los ganchos del experimento, recibe a la nueva alumna, habla con los padres y cuando se marchan desaparece de la clase para llevar a cabo una encerrona que acabará mostrando la maravillosa persona que es la niña. Tras desaparecer del aula la profesora, una de las compañeras que también ejerce de gancho y que tiene un dispositivo por el que recibe instrucciones, comienza a increpar a la nueva alumna por tener dos padres. Primero pregunta a la nueva alumna “¿esos que han venido quiénes son?”, para continuar diciendo “¿pero eso cómo va a ser? ¿Tendrás que tener una madre también, no?”, a lo que la recién llegada le responde que no. La gancho continúa con su reproche y le pregunta: “¿Se ha muerto tu madre, o qué?”, “eso no es una familia, una familia tiene un padre y una madre”. El resto de las compañeras se quedan atónitas ante el diálogo entre ambas niñas. Es el momento en el que entra en escena Rocío, a quién le estaba cambiando la cara ante semejantes comentarios, y no tardó en intervenir: “¿Qué pasa porque tenga dos padres? ¿A ti te importa que ella tenga dos padres? No pasa nada, digo yo. Es una familia también”. Frente a la niña que se negaba a bailar con la nueva por ser un ‘bicho raro’, la pequeña sin pelos en la lengua y muy enfadada responde con: “¡pues se viene conmigo!” y “No es un bicho raro, así que te puedes estar callando esa boquita”. Tras un buen rato de disputa entre ambas alumnas, regresa la profesora, quien le pregunta a Rocío que que está ocurriendo y la pequeña no duda en contarle todo, sin evitar derrumbarse. “¿Por qué te pones así?, ¿por qué la defiendes?”, le pregunta la profesora. “Porque no me gusta. No me gusta que le digan eso a una persona”, respondió entre llantos Rocío. Toda una lección de moral que muchos adultos deberían aprender.

Fuente:20minutos.com